Fiscalía Especial de Medio Ambiente coordina operativos para combatir el comercio y tráfico ilegal de vida silvestre, flora y fauna en aduanas y puertos del norte, sur y occidente del país

 

748d45f5 61e9 4063 af49 e125a87148fe

Tegucigalpa, Francisco Morazán. En el marco de la ejecución del plan de trabajo de la Red de Observancia y Aplicación de la Vida Silvestre de Centroamérica y República Dominicana (ROAVIS), la Fiscalía Especial de Medio Ambiente (FEMA), coordina la ejecución de operativos en aduanas y puertos del norte, sur y occidente del territorio nacional para combatir el comercio y tráfico ilegal de vida silvestre, flora y fauna.

 

 

En ese sentido, Fiscales adscritos a la FEMA y asignados a otras fiscales regionales y locales se trasladaron a estas aduanas y puertos con el fin de verificar documentación soporte o referente, mediante la cual se importa o exporte producto o sub producto forestal, así como vida silvestre, flora y fauna, que circulan por estos puntos fronterizos y puertos, revisando in situ la documentación requerida en la Convención Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) y su reglamento, incluyendo los requerimientos legales exigidos por la Dirección Adjunta de Rentas y Aduanas (DARA)

 

 

Para tal fin, personal de la FEMA, se hizo acompañar de personeros de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), técnicos de la Sección Técnico Ambiental (STA), miembros del Instituto de Conservación Forestal (ICF), oficiales del Organismo Internacional Regional de Sanidad e Inocuidad Agropecuaria (OIRSA), ente otros.

 

 

Cabe destacar, que en la séptima reunión anual de la ROAVIS, celebrada en Tegucigalpa, se acordó realizar diversas actividades en torno a este tema a nivel Centroamericano. En ese sentido, se calendarizó que en Honduras se llevaría a cabo visitas a las aduanas y puertos en vista de la próxima reunión para junio del presente año, en donde se analizarán los logros y objetivos alcanzados de la región.

 


CITES es uno de los mayores acuerdos existentes sobre protección de especies, la participación es voluntaria y los Estados que han acordado firmar este Convenio se conocen como las "Partes". Si bien CITES es legalmente vinculante con las partes, no reemplaza las leyes propias de cada país, sin embargo, da unas líneas que deben ser respetadas por cada una de las Partes, mismas que deben adaptar sus propias leyes para asegurar que CITES será aplicado a nivel nacional. El texto del Convenio se aprobó con su firma por los representantes de 80 países, en un encuentro en Washington D.C. el 3 de marzo de 1973 y entró en vigor el 1 de julio de 1975.