ATIC captura a funcionarios y exempleados de la municipalidad de Yoro
 
 
IMG 20161213 WA0033
Tegucigalpa. Francisco Morazán. La Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), a través agentes asignados al departamento de Operaciones Especiales, Apoyo Estratégico y Comunicaciones, efectuó la captura de varios funcionarios y exempleados de la municipalidad de Yoro, Yoro, acusados por la Fiscalía Especial para la Transparencia y Combate a la Corrupción Pública (FETCCOP), por varios delitos en contra de la Administración Pública. 
 
 
Se trata de la Jefe de Contabilidad y Presupuesto, Karen Sarahí Rodríguez Pérez, por los delitos de Fraude y Violación a los Deberes de los Funcionarios, la Tesorera Municipal Mirna Isabel Castro Lanza,  por los delitos de Malversación de Caudales Públicos, Fraude y Violación a los Deberes de los Funcionarios y el Jefe de Maquinaria, Ángel Dagoberto García por el delito de Malversación de Caudales Públicos. 
 
 
Asimismo, se capturó a la exjefa de Presupuesto, Petrona Castro Velásquez, quien dejó de laborar en 2015 y está acusada por el delito de Malversación de Caudales Públicos y a la exgerente municipal, Ligia Lorena Hernández, acusada por los delitos de Violación a los Deberes de los Funcionarios y Tráfico de Influencias. 
 
 
Según la investigación de agentes asignados al Departamento de los Delitos en Contra de la Administración Pública de la ATIC, durante el período 2010 – 2015 se emitieron contratos cheques, órdenes de pago a nombre de Lenay Urbina Urbina por más de 5 millones de lempiras por alquiler de maquinaria, entre ellas: retroexcavadora para reparación de calles, alcantarillado y otras obras. 
 
 
Sin embargo, de acuerdo a diligencias investigativas el señor Lenay Urbina Urbina –quien ya falleció- no tenía maquinaria y solo prestaba su nombre y firmaba los contratos en la municipalidad o en su defecto los llevaba hasta su residencia, para posteriormente cambiar en el banco los cheques y entregarle el dinero al alcalde Arnaldo Urbina Soto. 
 
 
 
Todas estas anomalías se realizaban con la complicidad del Jefe de Maquinaria, que era el encargado de supervisar las obras que se estaban ejecutando con la supuesta maquinaria alquilada por el señor Urbina Urbina, pero en realidad los proyectos se hacían con la maquinaria de la propia alcaldía. 
 
 
 
Como se recordará, la ATIC realizó varias acciones de secuestro de documentos en esta sede municipal, dirigidos técnica y jurídicamente por Fiscales asignados a la FETCCOP.