MP asegura 31 bienes a comisionado activo de la Policía Nacional y se libran capturas a otros oficiales activos y depurados

4CF2AE72 8C22 423B B538 EC7AE7D33E15Tegucigalpa. Francisco Morazán. El Ministerio Público, a través de la Unidad Fiscal de Apoyo al Proceso de la Depuración Policial (UF-ADPOL) y la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), ejecutan una operación mediante la cual se ejecutan tres allanamientos y el aseguramiento de 31 bienes muebles, inmuebles y productos bancarios a un alto oficial activo de la Policía Nacional y su núcleo familiar.


Entre los bienes se destacan siete viviendas, cuatro vehículos y el congelamiento de veinte cuentas bancarias, por nexos del comisionado de policía con el lavado de activos.


Tal acusación se deriva a que de acuerdo a las investigaciones y a los análisis de ingresos realizados al jefe policial, no se justica más de 17 millones de lempiras en su patrimonio y que no es congruente con el sueldo mensual devengado de 2012 a 2017, que es de cincuenta y cinco mil trecientos noventa y cinco con veintiún centavos (55,395.21).


Dentro de este Requerimiento Fiscal interpuesto por la UF – ADPOL figuran seis policías activos y tres que fueron depurados, todos acusados por los delitos de asociación ilícita y cohecho.
Según la investigación dirigida técnica y jurídicamente por fiscales de la UF – ADPOL y practicada por agentes de la ATIC asignados a esa unidad, establece que entre los años 2012 – 2015 miembros de la policía asignados en Choluteca solicitaban dinero a transportistas para que pudieran trasladar el ganado sin ningún tipo de inconvenientes, constituyendo tal acto como sobornos.


Estos cobros ilegales se intensificaron cuando el comisionado investigado y acusado fue nombrado como Jefe Departamental de la Policía en Choluteca y de acuerdo a la investigación los pagos se realizaban en efectivo y provenían del dinero que manejaban los ganaderos, mismo que se entregaba en los diferentes puntos de control, entre ellos: Pavana, El Triunfo, Namasigüe y en algunas ocasiones en las Instalaciones de la Asociación de Ganaderos de Choluteca (AGACH).


Para realizar esta conducta y a partir de la designación del Cmisionado como jefe, se conformó una estructura criminal, de la que eran parte miembros de la Unidad Departamental de Prevención (UDEP) y de la Dirección de Servicios Especial de Investigación (DNSEI). Además del comisionado activo, la acusación incluye a un subcomisionado y un comisario depurados.