22 años de prisión para femicida identificado mediante prueba científica

 

 

IMG 20171109 WA0059

Tegucigalpa. Francisco Morazán. La Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida (FEDCV) obtuvo en las últimas horas una Condena de Procedimiento Abreviado en contra de Tony Mauricio Martínez Grande, quien haber cometido el delito de Femicidio en perjuicio de Ángela Rosa Martínez Ávila.

 

 

La pena impuesta de 22 años 6 meses de cárcel, se dicta luego que la Sección de Investigación de Muertes Violentas de Mujeres y Femicidios de la FEDCV le acusara por hechos ocurridos el 6 de agosto de 2016, fecha en que la víctima salió de residencial El Tablón, donde trabajaba como empleada doméstica y más adelante fuese interceptada por el ahora condenado, llevándola a unos matorrales y consumado ahí el crimen.

 

 

Cabe destacar, que el cuerpo de Martínez Ávila fue encontrado en la aldea El Tablón, dos días después del hecho, hasta donde se presentaron los equipos de turno de la Fiscalía y durante el levantamiento de evidencias en la escena del crimen, los agentes recolectaron un fragmento de tejido de una lengua humana cerca del lugar donde estaba el cuerpo de la víctima, mismo que fue enviado al Laboratorio de Genética de Medicina Forense para hacer el respectivo análisis, mismo que demostró en base la prueba científica y el resultado de ADN, que Martínez Grande ultimó a la joven de 23 años de edad.

 

 

Asimismo, se establece de la dinámica de los hechos investigados y producto de la práctica de autopsia, que la ofendida mordió a su agresor en un intento por defenderse, lo que pudo ser constatando mediante diligencias efectuadas en el Hospital Escuela Universitario (HEU), sitio en el que el procesado buscó asistencia médica por una lesión en su lengua. Ahí fue suturado, justo el día en el que la jóven desapareció.