Auto de Fomal Procesamiento contra exfuncionarios municipales vinculados a caso de borrones de impuestos en alcaldía sampedrana

 

 

IMG 20171010 WA0102

San Pedro Sula. Cortés. La Fiscalía Especial para la Transparencia y el Combate Contra la Corrupción Pública (FETCOP) logró esta tarde Auto de Formal Procesamiento contra cinco exfuncionarios de la Alcaldía Municipal de San Pedro Sula vinculados al caso de borrones de impuestos.

 

 

 

La apertura al proceso es contra la exjefa de Control de Ingresos, Ada Esperanza Muñoz, por los delitos de Malversación de Caudales Públicos y Violación de los Deberes de los Funcionarios.

 

 

 

También se dictó esta resolución contra Víctor René Aguirre Paz, quien laborada como receptor de impuestos, por 75 delitos de Falsificación de Documentos Públicos y Violación de los Deberes de los Funcionarios.

 

 

 

A Erick Ulises Rojas González, quien se desempeñaba como programador, a Gloria Yolani Cerro, ex auditora 1 y a Jorge Alberto Portillo Aguilar, ex jefe de Desarrollo del Area Informática, se les procesó por el delito de Violación a los Deberes de los Funcionarios.

 

 

 

A los encausados se les sindica al hecho penal que causó un perjuicio a la municipalidad sampedrana y a los contribuyentes por un valor de 92 millones 639 mil 017 lempiras con 29 centavos.

 

 

 

Los acusados eran parte de una red de corrupción dentro de la municipalidad, que les permitía efectuar los cobros a los contribuyentes extendiéndoles recibos falsos, cuyos pagos nunca ingresaban a las arcas edilicias apareciendo siempre con deudas.

 

 

 

Las acciones irregulares empezaron a suscitarse en el 2013, cuando al contribuyente se le giraba notas de cobro por morosidad, los perjudicados al hacer los reclamos, que no prosperaban, porque se hacía ante Ada Muñoz y Víctor Aguirre, quienes para ocultar las anomalías extendían de su puño y letra recibos notificando al interesado que todo se iba a resolver.

 

 

 

A excepción de Ada Muñoz, quien guarda prisión en el Centro Penal Sampedrano, por su condena de siete años de reclusión por el delito de Fraude en un primer proceso, el resto de imputados goza de medidas cautelares.