Lo condenan por "pasear" con una subametralladora

 

 

1138a3c2 6692 44ad 981e 7ec8392e2137

Comayagua. Comayagua. Olvan Adalid Morales Cerrato deberá cumplir una condena de ocho años de reclusión en el Centro Penal de la ciudad de Comayagua, luego que la Fiscalía de esta localidad demostrara su responsabilidad en el delito de Posesión Ilegal de Arma de Fuego de Uso Prohibido en perjuicio de la Seguridad Interior del Estado de Honduras.

 

 

 

Morales Cerrato fue detenido el pasado 11 de mayo en la comunidad de Bella Vista, Concepción del Horno, Comayagua, como parte de las acciones de la Operación ¨Espartano¨ que lideró el Ministerio Público en todo el país.

 

 

 

La detención se produjo porque al momento que el “paseaba” por la comunidad y observar la presencia de los equipos que venían de ejecutar órdenes de captura en el sector, este salió corriendo, por lo que los agentes le dieron persecución alcanzándolo y decomisándole una subametralladora marca CZ, calibre 9 milímetros, la cual no tenía ninguna documentación.

 

 

 

Una vez detenido y trasladado a las celdas de la Policía Nacional en Comayagua, la Fiscalía presentó el Requerimiento Fiscal acusándolo de Posesión Ilegal de Arma de Fuego de Uso Prohibido presentando el caso por la vía de Procedimiento Expedito.

 

 

 

Durante el Juicio Oral el Ministerio Público logró acreditar contundentemente la responsabilidad de Olvan Adalid Morales Cerrato, en consecuencia, el Juzgado de Letras de la Sección Judicial de Comayagua lo condenó a ocho años de reclusión, más las penas accesorias de Inhabilitación Absoluta e Interdicción Civil por el tiempo que dure la condena.