Director General de Fiscalía y Presidente de la CSJ se reúnen con Operadores de Justicia de Occidente
 
 
IMG 20170313 WA0018
Santa Rosa de Copán. Copán. En un esfuerzo por mejorar los canales de coordinación y combate a la criminalidad, el Director General de Fiscalía, José Arturo Duarte Portillo y el Presidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Rolando Argueta Pérez, se reunieron con los distintos representantes de las instituciones operadoras de justicia del occidente del país.
 
 
Se trata de una cita con Jueces, Fiscales y Policías de los departamentos de Copán, Lempira y Ocotepeque. La misma se llevó a cabo en la ciudad de Santa Rosa de Copán.
 
 
Por parte del Ministerio Público participaron la Directora de Medicina Forense, Semma Julissa Villanueva, los Subdirectores Generales de Fiscalía Loany Alvarado y Juan Heriberto Martínez, el Coordinador de la Fiscalía Regional de Occidente, Gustavo García Aldana, su Subcoordinadora Regional, Coritza Vega, los Fiscales Jefes de Gracias, Carmen Mejía, La Entrada Samuel Paz y Ocotepeque Alba Martínez, el Supervisor Nacional, Neldin Fúnes y el Jefe del Módulo Estratégico de Persecución Penal (MEPP), Daniel Rubio.
 
 
Mientras tanto, del Poder Judicial se encontraban Jueces de Letras y de Sentencia y de la Policía Nacional el Jefe Noroocidental, César Augusto Mendoza y el Jefe de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), Rommel Armando Martínez.
 
 
Durante la reunión, se trataron temas vinculados directamente a la labor conjunta entre las tres instituciones de seguridad y justicia, con miras a mantener una estrecha coordinación que permita ser más efectivos en el combate a la delincuencia.
 
 
Asimismo, se abordaron temas relacionados a la judialización de casos, competencias de cada dependencia y el mandato legal y constitucional que tiene el Ministerio Público de dirigir técnica y jurídicamente las investigaciones.
 
 
Con lo anterior, los Jueces, Fiscales y Policías dan un paso sustancial en la lucha contra las actividades criminales provenientes del crimen organizado, la corrupción, el contrabando y la violencia que se genera en el corredor occidental de Honduras.