Detención Judicial contra sexto policía miembro de red transnacional de tráfico de personas

 

ARTE UNIDAD CONTRA LA TRATA Y EXPLOTACIÓN SEXUAL

 

Tegucigalpa, Francisco Morazán. La Unidad Contra la Trata, Explotación Sexual Comercial y Tráfico de Personas (UTESCTP) del Ministerio Público logró en audiencia de declaración de imputado la Detención Judicial del comisario Juan Leonardo Romero García, acusado por los delitos de tráfico ilícito de personas y asociación para delinquir, como parte de las acciones penales interpuestas en la Operación “Chakal”.

 

 

Romero García se convirtió en el decimoséptimo imputado capturado como parte de esta red transnacional y quien fue capturado ayer en una zona montañosa de Ocotepeque, cuyo proceso continuará el próximo 7 de diciembre cuando acuda a la audiencia inicial.

 

 

En el caso de los primeros 16 capturados aún siguen en audiencia inicial, misma que comenzó el martes 1 de diciembre y que se ha extendido por más tiempo y donde están imputados otros cinco miembros activos de la Policía Nacional, entre ellos: Edwin Euceda Barahona (Comisario de Policía, capturado en Tocoa, Colón), Hugo Ramón Posas Andino (Sub Inspector de policía, capturado en Tegucigalpa), Federico Leonardo Logan López (Clase III, capturado en Tegucigalpa), Juan Alberto Morazán Suarez (Clase I de policía, capturado en Tegucigalpa) y Diandra María de Zelaya (Agente de policía, capturada en Tegucigalpa).

 

 

En esta acción, además se arrestó en Olancho al cabecilla de la red, Gustavo Adolfo Cárdenas, asimismo a José Antonio Marcia Estrada (capturado en El Guasaule, Choluteca), Kendy Rodiney Estrada Pastrana (capturado en Guasaule, Choluteca), Jimi Josué Hernández (capturado en Puerto Cortés), Roger Eduardo Palma Pérez (capturado en San Pedro Sula), Carlos Alberto Cruz Martínez (capturado en Olancho), Luis Fernando Velásquez (capturado en Nacaome), José Jonatán Santos (capturado en Nacaome), Elmer Yamil López (capturado en Nacaome), Oscar Armando Andrade Espinal (capturado en Comayagüela) y Elder Mauricio Peña Lara.

 

 

Paralelo a los allanamientos y capturas, en la Operación Chakal, a través de la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (FESCCO) y la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), se aseguraron 29 bienes de origen ilícito, entre ellos 10 bienes inmuebles, una sociedad mercantil y 18 vehículos, todo en el marco de una acción sin precedentes, contra una de las estructuras criminal más grandes dedicada al tráfico ilícito de personas en Honduras.

 

 

El Ministerio Público logró el éxito en esta importante operación por medio UTESCTP, FESCCO, la Unidad de Operaciones Especiales (OPE) y la ATIC y con el apoyo de la Unidad Trasnacional de Investigación Criminal (UTIC) y otras unidades de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI).

 

 

Fue así que hace un año se dieron inicio a las investigaciones contra esta red criminal de tráfico de personas, en donde se detalló que hondureños, nicaragüenses, cubanos, hindúes y africanos en general, estaban siendo llevados hasta Estados Unidos a cambio de fuertes cantidades de dinero que van desde los 8 mil hasta los 12 mil dólares por persona, otro dato importante en las pesquisas fue descubrir cómo se confiaba en este grupo delictivo para llevar muchos menores de edad hondureños sin importar el riesgo que esto representa.