Principios de la Buena Práctica Profesional

La Dirección General de Medicina Forense realiza sus actividades periciales con base en los siguientes principios:

  • Capacidad

Las unidades periciales de la Dirección sólo realizarán evaluaciones en función de su capacidad instalada.

  • Actuación responsable

Cada uno de los servidores de la DGMF tiene una responsabilidad legal y ante los usuarios en las tareas que le corresponden. La Dirección identifica los responsables para cada una de sus actividades críticas.

  • Método Científico

Las unidades periciales reportan resultados sólo cuando se obtengan por métodos normalizados o comprobados.

  • Objetividad de los resultados

Las unidades periciales fundamentan sus dictámenes en mediciones, caracterizaciones sistemáticas, en hechos científicamente comprobados y criterios reconocidos por la comunidad científica pertinente.

  • Conducta imparcial

El DGMF emite sus dictámenes de manera íntegra, observando sólo sus procedimientos e interpretando los mismos sin sesgos y con objetividad, al margen de los intereses particulares de las partes interesadas.

  • Trazabilidad de la medición

Las unidades periciales realizan sus mediciones utilizando equipos, patrones y materiales de referencia trazables con el sistema internacional de unidades de medición.

  • Repetibilidad de la evaluación

Las unidades periciales siguen procedimientos estandarizados, de manera que los resultados de las evaluaciones son comparables, dentro de las desviaciones aceptadas y dentro de un período razonable de tiempo, independientemente del perito que realiza el trabajo y de la sede en la que se encuentra.

  • Transparencia del proceso

La Dirección actúa conforme a políticas y procedimientos documentados, accesibles y consistentes. La Dirección pone a disposición del público, mediante los medios apropiados, información idónea acerca de sus políticas, sus procesos periciales y su gestión.

 
 
FacebookGoogle+LinkedInScribdTwitterYoutube