¿Qué es el abuso sexual?

El abuso sexual comprende cualquier forma de contacto sexual con fuerza o intimidación o amenaza, cuando la persona se halle privada de razón o sentido (ya sea por enfermedad mental o porque ha sido intencionalmente drogada o embriagada). Los actos en los que se puede manifestar el abuso son muy variados, y pueden implicar desde tocamientos obscenos hasta la penetración. El abuso puede ser perpetrado por cualquier persona independientemente de su sexo, puede producirse entre adultos, de un adulto a un menor (abuso sexual infantil) o incluso entre menores.

En la legislación penal vigente en Honduras se denominan como: “DELITOS CONTRA LA LIBERTAD SEXUAL Y LA HONESTIDAD”. Comprenden los actos verbales o físicos de contenido sexual que se cometen contra una persona de cualquier edad o sexo sin su consentimiento y, en el caso de los menores de edad, con engaño y afectación de su desarrollo sicosexual.

¿Cómo detectar si un niño está sufriendo o ha sufrido abuso sexual?

Existen unos signos o síntomas de alerta a los que los padres o cuidadores deben estar pendientes, sin embargo la presencia de estos no son indicativos de que el niño está o ha sufrido abuso.

Síntomas o Signos de alarma:

  1. Cambio de la conducta habitual
  2. Puede presentar aislamiento
  3. Disminución del rendimiento escolar
  4. Terror nocturno (pesadillas, miedo de ir a dormir, otros)
  5. Se hace pipí en la noche (enuresis)
  6. Se hace popo durante el día o la noche (encopresis)
  7. Retroceso en el habla (habla como chiquito)
  8. Temor inhabitual hacia una persona o lugar (generalmente el agresor o el lugar del abuso)
  9. Irritabilidad (se enoja fácilmente)
  10. Cambio de estado de ánimo, es decir, puede presentar varias emociones a la vez en un corto tiempo.
  11. Temor, vergüenza o culpa.
  12. Baños y cambios de ropa varias veces al día.
  13. Vocabulario, conducta o juegos con contenido sexual
  14. Enrojecimiento o secreciones inhabituales de las partes íntimas
  15. Picazón o comezón en el área genital
  16. Auto estimulación del área genital con manos, juguetes, lápices u otros objetos
  17. Hipersensibilidad del área genital

Si el padre o cuidador detecta algunos de esto síntomas se recomienda hablar con el niño de forma tranquila, sin enojarse o alterarse, con calma, sin presionar al niño, esto hará que el niño confíe y pueda contar lo sucedido.

También puede abocarse al Centro Integrado de Respuesta Rápida (CORE 7), al Centro de Salud Alonzo Suazo o al Centro de Salud de las Crucitas, estos centros ofrecen atención psicológica

¿Cómo hablar con un niño o niña o con una persona cuando sospechamos que ha sufrido abuso?

Antes que nada debe inspirar a la probable víctima a confiar en usted, debe hacerlo sentir seguro, evitar gestos de disgusto o los regaños y por ninguna razón debe hacerlo sentir culpable.

En el caso de los niños inicie una conversación dirigida a fortalecer la confianza del niño o niña y reforzando el hecho de que lo sucedido no es su culpa, en ella pregunte si alguien le ha tocado alguna parte de su cuerpo sin que el haya querido, o si alguien ha amenazado con lastimar a su papá o mamá, si le han ofrecido algo a cambio de tocar o dejarse tocar. En la conversación debe respetar en todo momento al niño y su disposición de hablar, procure no forzarlo, no reaccionar violentamente y mucho menos presionarlo, si lo hace el niño se intimidará y no hablará.

En el caso de adultos:

  1. Atender a la persona de forma física y emocional, llevarla a un lugar seguro y tranquilo.
  2. Brindarle seguridad y confianza (remitirla a la autoridad correspondiente)
  3. Atender (escuchar) para que la persona pueda expresar libremente como se siente y de como ocurrieron los hechos
  4. No culpabilizar a la persona de los hechos ocurridos
  5. Involucrar a un cercano (amigo(a), familiar, pareja) para que encuentre mayor apoyo. 

RECOMENDAMOS

  • Evitar reaccionar violentamente con el hijo o hija, amigo o pareja porque este no tiene la culpa de lo sucedido.
  • Escuchar con atención a la víctima sin juzgarla ni regañarla.
  • Hacer saber a la víctima que tiene el apoyo de alguien que lo quiere
  • ACTUAR, evitar el silencio , interponer denuncia,

 

¿Cómo prevenir el abuso sexual?

No existe una fórmula mágica que evite que una persona sea víctima de abuso sexual, sin embargo es importante educar a los niños y jóvenes y padres sobre ciertas cosas que ayudan a prevenir el abuso sexual, entre ellas están:

  1. Tener buena comunicación con los hijos, responder sus preguntas sobre todo las preguntas relacionadas a temas sexuales, de forma entendible para la edad que tiene el niño o joven.
  2. Establecer y mantener la confianza del niño, joven o adulto, esto facilitará que cuando tenga un problema pueda contárselo.
  3. Enseñar a los niños a:
    1. no ir con extraños aunque sepan sus nombres o estén con otros niños
    2. no quedarse solos con adultos u otros niños
    3. que nadie le toque los genitales y menos bajo amenaza
    4. que nadie puede obligarlo a hacer algo que no quiere.
    5. no aceptar regalos de otros a cambio de que toque o deje que le toquen sus partes íntimas (genitales)
  4. evitar que los niños vean a los adultos en situaciones muy íntimas, ya que esto despierta su curiosidad.

 

¿Cómo sobrellevar el abuso sexual o apoyar a la víctima de abuso sexual?

Lo más importante es que la víctima se siente segura y apoyada por sus seres queridos. Brindarle todo el apoyo emocional que necesite. También es importante ayudar a la víctima a conseguir tratamiento psicológico que le servirá para sobrellevar el trauma y poder ser funcional en el entorno y recuperar la estabilidad emocional.

Sirve también involucrarse en actividades recreativas, ocupacionales o otras en las que pueda canalizar adecuadamente sus emociones, actividades tales como pintar, leer, deportes, o cualquier otra que le interese.

Un punto de suma importancia es la protección de la identidad de la víctima, su no revictimización, es decir, no divulgar el hecho, respetar sus sentimientos.

 

¿Cuál es el trabajo de Medicina Forense en casos de Abuso Sexual?

Antes que nada es importante mencionar que Medicina Forense no atiende si no se ha interpuesto denuncia del hecho, que los servicios relacionados a estos casos son completamente gratuitos y que la atención que se presta es Forense no Clínica, así que luego del examen es probable que remitan a la víctima a un médico u hospital.

Medicina Forense a partir de la denuncia del delito sexual realiza diversas actividades que son:

  1. evaluaciones físicas
  2. evaluaciones psicológicas y psiquiátricas
  3. análisis de laboratorio y recepción de evidencia
  4. dictamen que se remite al solicitante (fiscalía donde interpuso denuncia). Este dictamen es parte importante del proceso legal ya que en él se expresan los resultados científicos recopilados por el experto.